Adolfo ya inició su camino al 2023 generando agenda con cenas en diferentes departamentos, Pueyrredón fue el primer convite.

El día lunes de la semana pasada, El Refugio fue SEDE  de la primera de varias reuniones que comenzará Adolfo Rodriguez Saá con dos principios básicos, NO HABLAR DE CANDIDATURAS Y PROYECTAR EL 2023 con un peronismo, en San Luis, integrado en su máxima expresión.

Como primera apreciación, que Adolfo hable de integración y NO de “unidad”, nos permite pensar que su iniciativa tendría un direccionamiento interesante, es decir, absolutamente apartado de toda mentalidad setentista que solo sirve para sostenerlo en el pasado y le sea atractivo a las nuevas generaciones a la hora de conectar con sus nuevas ideas.

Lo cierto es que la primera cena de Adolfo reunió a líderes del peronismo del departamento Pueyrredón encontrándose, Enrique Picco, Enrique Ponce, Federico Tula Barale, Daniel Orlando, Andrés Vallone, Carlos Antonio Sergnese, Alfonso Vergés, entre otros dirigentes no menos importantes pero, que señalaban una primera intención de puntos de vista similares a la hora de mirar el futuro de San Luis con los ojos de la conducción nacional a la hora de ver un San Luis mas abierto y justo, sin tanta concentración de poder que termina discriminando y ninguneando hasta el propio peronismo.

Sin lugar a dudas, Adolfo Rodriguez Saá ha sido señalado por el poder nacional para que, recomponga el peronismo de San Luis que se encuentra desmembrado en su máxima expresión, las reuniones comienzan a tomar forma, en el caso de Pueyrredón, los mencionados han sido comprometidos para realizar una nueva cena, esta vez, ampliada, pautada para el día 4 de Febrero en Potrero de los Funes, el lugar sería un conocido y muy paquete restaurante.

Por estas horas, ya se está comentando en los mentideros políticos ¿Dónde será la primera cena de Adolfo en Pedernera?, ahora todos quieren estar y sumarse a la epopeya de Adolfo, están muy enojados con el Tío Beto, sobre todo, los mayores de 40 años por lo que,  Adolfo expresó en El Refugio, él no discrimina, ni va a discriminar a ningún peronista, tenga la edad que tenga, no siente resentimiento, ni rencor por nadie, y está dispuesto, con grandeza y humildad, a disculparse si es necesario, ante todo compañero que haya sentido un gran dolor de su parte, en este contexto, Adolfo intenta abrazar a viejos adversarios políticos para mirar el futuro de San Luis con objetivos comunes, lejos de ambiciones personales y, fundamentalmente, soñando ver un San Luis despreocupado, feliz, en la cual, todos puedan convivir en paz y armonía, algo que necesitamos todos, erradicando los odios, los resentimientos, las venganzas, desterrando toda emoción que dañe y no permita que todos los puntanos puedan ser felices, expresó con emoción y una que otra lágrima Adolfo, en esta primera cena con viejos adversarios y nuevos tiempos de integración y esperanza para todos los sanluiseños.

La Línea puede detallar más bocadillos sobre lo que ocurrió en la mencionada cena pero, no es oportuno, se lo dejamos al criterio, análisis y evaluación de todos los lectores que, sin lugar a dudas, podemos pensar, que lo muchachos logren sentarse para planificar otro San Luis, el solo imaginar que Vergés se sentó con Enrique Ponce y, un dirigente político del calibre de Tula Barale tome la iniciativa de sentarse a conversar con Adolfo, es todo un mensaje de absoluta madurez, ejemplo, inteligencia, sobre todo, porque el poder nacional está al tanto de todo lo que gesta Adolfo y, hacen saber que están muy contentos porque, entienden, que San Luis puede comenzar a escribir una nueva historia y, lo más importante, EL PODER NACIONAL NO VA A PERMITIR QUE NADA, NI NADIE EMPAÑE ESTA EPOPEYA QUE LE HAN ENCOMENDADO AL ADOLFO.

Más claro, imposible, a sumarse muchachos y, un consejo final, esta patriada que asume el Adolfo lo está haciendo con toda la entrega, todo el potencial, el carisma y amor por San Luis, muchachos, Adolfo es leal pero, traten de esforzarse en la empatía, técnicamente, la primera impresión o mirada de todos no es la figura principal (líder), sino se observa a los que tiene alrededor y si estos, ponen cara de culo, muchachos, no lo obliguen al Adolfo a repetir lo que hizo en el 2017 que afronto la campaña SOLO, llamando al mas absoluto silencio, todos los que acompañen al Adolfo deben ser el doble de carismáticos y amigables que su líder, caso contrario, deberían abrirse o, directamente asumir, que es un absoluto error que Adolfo se presente en reuniones con ortivas a su lado.

 

 

 

Top