Los tres apellidos de destruyeron el peronismo de Villa Mercedes.

Mones Ruiz, Carlos Ponce y Maxi Frontera, tres nombres y apellidos que, son los responsables principales de la división, nunca visto, del peronismo de Villa Mercedes.

Con la bandera del trabajo de equipo que, supuestamente baja el Gobernador, como línea política fundamental, es más que evidente ante los ojos de todos que, a estos tres personajes les ha pasado por inadvertido las ordenes de quien dicen es su máximo conductor político.

La pregunta del millón sería ¿Dónde está la unidad del peronismo en manos de Mones Ruiz, Ponce y Frontera?, tres individualidades claramente definidas que, prácticamente los ha cegado la ambición desmedida, obrando sin capacidad de persuasión para tomar decisiones nunca vistas antes, hasta por los propios Rodriguez Saá en donde, la persecución, el ajuste de cuentas, las listas negras y las combinaciones entre medios de comunicación y justicia, a esta altura, queda evidenciado la impunidad que manejan a saber que, los ciudadanos de Villa Mercedes terminan rehenes de las mafiosas maniobras que ejercen sus influencias mediante sus parientes inseminados en los estamentos de los tres poderes del estado, a decir, ¿Quién es la jueza tal?, si la conozco, a esa jueza la hizo nombrar el Vice Gobernador, esa otra jueza es pariente del Diputado Nacional, en definitiva, un entretejido maquiavélico que obra en contra del que piense diferente y, finalmente, con los escándalos que aparecen a diario, destruyen la imagen de la institucionalidad en San Luis y, que decir, las políticas de estado que, supuestamente conduce el Gobernador y, todo parece indicar que se les ha ido el control de las manos porque, los que conocemos las formas, por el cual se ha construido San Luis durante casi 40 años, no es precisamente lo que observamos por estos tiempos.

Mones Ruiz, es el hombre más resistido por el peronismo de Villa Mercedes, solo se lo tolera porque le tiene el saco al Gobernador, los daños que ha ocasionado en su extensa carrera política sería innumerable detallar, todos se han quedado mudos y cobardes con lo que le pasó a María Paz Ruggeri, en la cual, el causante principal del ACV de María Paz habría sido Mones Ruiz debido a su trato con la mujer, María Paz, creíamos, era una persona muy allegada al Gobernador, una persona impecable, incasable del trabajo y la lealtad, esta gladiadora del proyecto provincial ha quedado injustamente en el olvido y sin la defensa justa que dicen sostener en nombre de la mujer, deberían preguntarle a María Paz que le pasó y por qué sufrió ACV, quién se lo ocasiono.

Como el caso de María Paz podemos señalar, también, a Diego Gonzalez que, Mones Ruiz, prácticamente, lo anulo en todo aspecto, un dirigente, funcionario y persona impecable, de buena familia, de buenas intenciones, buena madera, leal al Gobernador a morir pero, si Mones Ruiz no está de acuerdo, todos quedan anulados, otro ejemplo es,  el trato discriminatorio que habría sufrido Anabela Lucero, otra mujer damnificada por las decisiones de Mones Ruiz, para muestra hace falta tocar un botón y encontrarán un sin fin de maldades por parte de este personaje, en la cual, lo que menos ha hecho es unir el peronismo, el Vice Gobernador del Interior, preguntamos ¿Qué ha hecho por el Interior de San Luis Mones Ruiz?.

Carlos Ponce tenía como responsabilidad unir el gremialismo de Villa Mercedes ¿Dónde está plasmado este objetivo?, el gremialismo de Villa Mercedes está dividido y es, prácticamente, imposible de recuperar la normalidad del sector con la figura de Carlos Ponce al frente de la CGT, ya nadie entiende cómo es que sigue al frente de la institución, en la cual, el nivel de cuestionamiento a su persona es muy alto, fundamentalmente, en materia de manejos de dineros, negocios y actos de corrupción que, todos comentan pero, nadie termina de aclarar debidamente por el alto nivel de encubrimiento que cuenta. A veces podemos pensar que, estos personajes creen que la sociedad no sabe o no se entera las tropelías que cometen, es como que han naturalizado la impunidad y, porque tienen el manejo y control con los jueces y demás poderes del estado, esta suerte de zona liberada antidemocrática, les permite seguir adelante echando a la basura los principios, por el cual, deben regir las instituciones poniendo en serios problemas las garantías de igualdad que nos permite vivir en “democracia”. Carlos Ponce destruyó la rama gremial en Villa Mercedes y es absolutamente resistido por las demás ramas del peronismo (rama política, rama femenina y rama juventud).

Maxi Frontera se ha transformado en un personaje que ha sorprendido a propios y extraños porque llego en manos de “su Gobernador” y Verónica Bailone y hoy, es prácticamente, un símbolo de la individualidad, ha prácticamente municipalizado su gestión con imagen, logo y gestión propia, ha dejado el proyecto provincial a un lado, dejándole la pandemia en el pecho del Gobernador, usándolo a su antojo cuando a él se le ocurre como un modo de relleno oportuno a instancias que lo necesite.

Frontera no es sincero, si lo fuera, todo sería diferente, el Intendente habla una cosa y piensa otra, es un tero profesional que, a través de sus actos o acciones, se desenmascara solo, inicio su gestión en manos del kirchnerismo y con un par de agrupaciones dejando la mayoría del poder peronista mercedino afuera, Frontera tiene acuerdos con todos los sectores partidarios, ha negociado hasta con los radicales, ha desvirtuado la esencia política, por el cual, debería representar al Gobernador, si uno hace una comparación en las formas de accionar política e institucionalmente, preguntamos, ¿En que se asimila Frontera con el Gobernador?, ¿Cuándo observamos que el gobernador tenga trato, diálogo fluido con un hombre como Bazla, por ejemplo?, Frontera esta lisa y llanamente creando su propio poder, su ambición es desmedida y casi, podríamos definir como alocada, cuando la sociedad mercedina comience a analizar los nombramientos que ha realizado Frontera se va a espantar, parientes directos hasta esposas de concejales, funcionarios, no solamente oficialista, también opositores, un verdadero escándalo que para nada condice con la escuela política que debería representar.

Frontera se encapsulo en su gestión, hasta la estela que dejó Verónica Bailone comienza a diluirse a instancias de la inminente renuncia de Diego Ochoa que, podrán acotar diferencias sobre el joven pero, nadie puede discutir que era uno de las mano derecha e incondicional de Verónica Bailone, este es un valor, en la cual, un político de buena savia debe respetar, pero bueno, hablamos de políticos en serio, y no es precisamente lo que está demostrando ser el Intendente Frontera porque, desde un comienzo, si hay algo que no soporta el propio Gobernador son los personalismos, los que sobrepasan la institucionalidad y se personalizan en la gestión suplantando la Municipalidad de Villa Mercedes por Gestión Frontera –Bailone, ¿Dónde observamos el lema GESTION ALBERTO RODRIGUEZ SAA?, en este sentido, en este valor de interpretación y lógica lealtad, podemos notar las diferencias de metodología que nada tienen que ver con quien dice ser el más ferviente seguidor.

Tres nombres y apellidos que han destrozado el peronismo de Villa Mercedes, lógicamente se va a transparentar en las elecciones legislativas del presente año que, como bocadillo final, La Línea puede interpretar que nada es casual en la vida política institucional de San Luis, todo pasa porque existe una planificación y, no hay dudas que, la etapa de los nombrados y toda la estructura que han formado a través del tiempo, dentro de los tres poderes del estado tiene fecha de vencimiento porque, si esto continua de la manera que observamos, la provincia de San Luis volverá a ser la provincia del 83 (un caos), absolutamente destruida, devaluada y manipulada por verdaderos indolentes, personajes que nunca pudieron ser como los Rodriguez Saá y la única emoción que los domina es la VENGANZA, pretenden destruir lo que construimos entre todos o directamente ser ellos la continuidad del poder de San Luis, situación que es imposible que se dé porque ya todos estamos observando que, el regreso de la excelencia, la imagen, la disciplina y el respeto a las instituciones de San Luis lo protagonizará Adolfo Roserguez Saá o Claudio Poggi, desde luego, con el aval del Gobernador.

 

 

 

Top