El Gobernador le sede superpoderes a su hermano Adolfo y la dirigencia duerme un falso sueño.

Sin lugar a dudas, la calidad dirigencial, en la provincia de San Luis, ha decaído en forma sorprendente los últimos años, en este sentido, es de manual que todo líder que conduce un movimiento, jamás baje línea explica de lo que se debe hacer, es la dirigencia política la que debe estar a la altura de las circunstancias, sabiendo leer el mensaje y actuar en consecuencia, con audacia, rapidez e inteligencia.

La intención del Gobernador no ha tenido respuesta alguna, todo lo contrario, la bajada de línea del Ti Beto es más que clara, encara las elecciones de este año 2021 con los jóvenes y las mujeres, dejando afuera de forma grosera, evidente y estratégica a toda la dirigencia política mayor de 40 años. ¿Qué parte de la película no entienden?, ¿No se dan cuenta que les está diciendo vayan y encuentren contención y ubicación con Adolfo?.

La planificación de los hermanos, en otros tiempos, la dirigencia política lo percibía al instante, se actuaba eficientemente con todos los engranajes aceitados y a la perfección, hoy, no se entiende que pasa pero, esta suerte de superpoder político que, el Tio Beto le pone en bandeja a su hermano, no la entienden, no la quieren entender o, directamente, el camino a elegir, en adelante, es la nueva escuela de la política, en la cual, el doctorado sería ser impecables tenedores de sacos.

Era imposible pensar hace no más de 10 años que, San Luis iba a caer tan bajo dirigencialmente porque, se supone que la experiencia permite mejorar y superar las instancias y San Luis está decreciendo. Muchos aseguran que es parte de la estrategia de manera ganar años de poder, es decir, es necesario darle paso a lo bizarro, mediocre e ignorante (actualidad) para pedir el clamor VOLVE EXCELENCIA y ganar 15 años más de poder, es decir, Adolfo 2023, Tito 2027.

La segunda hipótesis planteada sería la más acertada frente a una dirigencia adormecida, especuladora, sumisa, arrodillada a los carguitos, sin dignidad, sin luz propia, sin la capacidad para entender y comprender la idea que, el propio Gobernador y el Senador Nacional ya deja más en claro que, vuelven a estar juntos y la histórica fórmula del Yin y Yang que protagonizaron siempre regresa, dejando afuera al Vice Gobernador que, realmente, ha sido, por muchos años, una piedra en el zapato de los hermanos, sobre todo el propio Adolfo que, no debería haber ninguna duda que, si Adolfo regresa como ya es un hecho, tanto Mones Ruiz, Frontera y Valenzuela como primera condición, no serán parte del futuro proyecto político e institucional del oficialismo.

Hoy la lectura de La Línea, para muchos, les va a parecer una cuestión ilógica, solo es cuestión de tiempo y, todos estaremos en presencia y seremos testigos que, lo que dijo la Línea, se hizo realidad, en definitiva, todos los que, desde adentro, intentaron o quisieron disputarle el poder a los Rodriguez Saá, quedaran expuestos y en evidencia, tal como La Línea lo sentencio en tiempo, forma y no fue entendida, menos comprendida, este medio es uno de los más perseguido y condenado por el oficialismo provincial, simplemente por adelantar la traición que finalmente ejercerán los que hoy se muestran como intocables y, el año que viene, pedirán la escupidera del perdón… jijijijiji

 

 

Top