El mensaje de Adolfo nos señala una nueva impronta de lo que se viene en San Luis.

Hay un nuevo Adolfo que viene observando lo que ocurre en su provincia amada, en primer lugar, nadie en San Luis puede dudar del amor y la entrega que tiene este hombre por la provincia, todos podrán señalar aciertos y errores pero, nadie puede negar que, gran parte de su vida ha sido con absoluta entrega, esfuerzo y progreso en favor de su provincia que, en 1983 no la registraban en la Argentina salvo como la más pobre y, Adolfo la despegó facilitándole un vuelo impensado que, hasta nuestros días, sirvió su cimiento que, parece, poco y nada han sostenido aquellos principios de la seriedad, disciplina, imagen, cumplimiento, ejecutividad, jerarquía, prestigio, excelencia, inteligencia, sabiduría, creatividad, y las palabras siguen a la hora de hablar del San Luis increíble, admirada por el mundo entero.

Hoy la provincia ha cambiado, es indudable que, su hermano Alberto es diferente y, más que nunca queda evidenciado, a través de los índices actuales que, el San Luis del Alberto no ha logrado el inobjetable éxito que históricamente logró Adolfo (https://www.infobae.com/economia/2021/06/21/a-pesar-del-aumento-del-gasto-por-la-pandemia-en-2020-las-provincias-tuvieron-superavit-fiscal/), es decir, el fantástico éxito del pasado, en términos generales, no se sostuvo con el tiempo, Alberto no lo continuó. ESTAMOS PEOR...

Lo cierto es que hoy nos sorprendemos con un mensaje repentino e inesperado, todos los que conocemos el paño, si la misiva fue por motivo del día del padre, el Senador Nacional culmina su mensaje con un último deseo y aspiración: EL DE TRABAJAR POR LA FELICIDAD DE TODOS LOS NIÑOS DE SAN LUIS, pudo hablar de la pandemia y muchos temas, en la cual, donde se incursiona en San Luis, el panorama es como un grano de pus a punto de explotar.

El caso de la niña Guadalupe, seguramente colmo la estabilidad emocional de Adolfo, debe estar muy mal, no hay dudas y, es aquí, donde podemos observar el nuevo Adolfo y su nueva perspectiva sobre lo que viene en San Luis, seguramente todos esperaban que Adolfo podría salir exultante para pedirle la renuncia al Ministro de Seguridad y a la cúpula policial, si Adolfo hoy estuviera gobernando la provincia lo hubiera hecho, sin temblarle el pulso, así actuaba en sus tiempos, era exigente e implacable, ante cualquier grave error de los funcionarios eran echados inmediatamente dándole respuesta a la sociedad sanluiseña y no, como ocurre ahora que viene de sucesiones de errores lamentables por parte de los miembros del gabinete provincial y el propio Gobernador los avala, respalda y absurdamente los protege no permitiendo brindar el ejemplo debido a los demás, a la hora de cuidar conductas, al contrario, provoca la continuidad de lo absurdo, inapropiado, indecoroso, impune, borrando con el codo lo que tantos años se escribió con la mano.

Adolfo hablo con paz, tranquilidad, con CERTEZA, sin agredir, ni provocar a nadie, se nota que se viene un nuevo Adolfo, está bien asesorado, ya no habla más del miedo, de las puebladas ni demás emociones que no sirven a la hora de ser escuchado desde el lugar correcto, excelente el mensaje de Adolfo porque, los que leemos la política desde otro lugar, con inteligencia, tacto, prudencia y respeto, bajo línea y, no hay dudas que ha llegado el mensaje a quienes tiene que llegar porque es hora de aceptar los errores que, quizás, lo van a reconocer luego de las elecciones legislativas del presente año, antes sería difícil, vienen muy soberbios y orgullosos como lo mas penoso, resentidos. Emociones que jamás deberían existir en el ámbito del poder, hacen personal situaciones que no deben ser así, es triste y lamentable pero, la falta de escuela política les nubla la razón.

El panorama político viene confuso, es decir, no hay CERTEZAS, no es habitual por parte de los hermanos, a esta altura ya deberían existir bajadas de líneas concretas para que la tropa se acomode y ponga lo que haya que poner, es decir, DECIDIR A QUIEN O QUIENES APOYAR.

Hasta el momento no se presenta el valor de la convicción, solo aparecen "la compra de voluntades", en términos políticos, el asunto esta tibio, están sosteniendo una suerte de meseta, no hay un lugar seguro para aferrar la inmensa mayoría, nadie la tiene, no existen las conversaciones con intermediarios válidos, no hay referentes inobjetables, el Gobernador ha desechado a la dirigencia mayor de 40 años, es precisamente este sector el que espera explicaciones, son grandes, esperan definiciones concretas para trabajar seguros y de fondo, nadie tiene CERTEZA de nada, no aparece la canasta para poner los huevos, hasta se pone en dudas la lealtad por parte de los que conducen, han pasado cosas impensadas generadas desde el propio gobierno y los medios de comunicaciones oficialistas, situaciones nunca antes vistas que rozan lo absurdo, lo grosero, lo mediocre, en política 2+2 no es 4, entonces, cuando la estrategia era una y todos se encolumnaban era una cosa, ahora, ¿Cuántas estrategias existen?, y desde el mismo sector, ¿Nos quieren tomar el pelo?, ¿Nos quieren llevar con la zanahoria adelante pero por el camino incorrecto?, en este sentido, cada uno terminará fijando la individual  porque ya no pretenden ser más la mortadela para que pendejos que entran al poder por la claraboya terminan haciendo lo que se les antoja y, encima, hacen todo mal.

Adolfo marcará una esperanza que, aun pocos visualizan, el abanderado de la excelencia en materia de política institucional, ya es más que claro que lo marca Adolfo, Alberto desde que sacó las alfombras rojas y rompió el protocolo armó un desastre, hasta la vista, imagen y presencia de los funcionarios, se hacen decir los adelantados y hoy, están demostrando ser unos cachivaches mal vestidos que están destruyendo sistemáticamente la provincia que con muchas idas y vueltas construimos todos los sanluiseños.

La mafia comunicacional que creó o formó Valenzuela terminará de transparentarse en las elecciones del presente año, en la cual, lo que viene denunciando La Línea, lo irá demostrando, con hechos, los próximos meses, La Línea les marcará, detalladamente, el paso a todos, desenmascarará a todos los hipócritas de las comunicaciones, sin filtro, al hueso, observando, como salida saludable, el aparato comunicacional de Adolfo con Feliciana a la cabeza dado que, Valenzuela tiene un plan con Santarone, solo un pelotudo de la vida comunicacional de San Luis no se daría cuenta.

Adolfo se nota seguro, se está comiendo los primeros de una serie de platos fríos, el plan está en marcha y, no hay dudas que, Adolfo regresa, lo confirma el video, el mensaje es para leerlo e interpretarlo políticamente con mucha atención y, no hay dudas, pronto habrá importantes bajas en el Gobierno, el caso Guadalupe ya colmó la paciencia y adelanta muchas situaciones que, hasta el propio Gobernador lo reconoce, NO LLEGA AL 2023 SOLO (ALBERTISMO), SABE PERFECTAMENTE QUE SOLO NO LLEGA, FRACASO CON LOS JOVENES, DEBE ABRIR EL JUEGO Y REPARTIR EL PODER QUE CUENTA, ES CASI ABSOLUTO EN SAN LUIS, NO LE SIRVIO DE NADA, SABE QUE NI CON TODA LA GUITA DEL MUNDO GANARA LAS ELECCIONES 2023, LE PASO A TRUMP, ES EL MEJOR EJEMPLO…

San Luis es una bendita provincia, en la cual, nunca se deja de aprender, cada situación, cada etapa, cada desafío nos deja un aprendizaje, desde luego, para todos los que tomamos la vida política institucional y partidaria como una pasión, una escuela, un arte que no se confunde con lo económico y aquí es precisamente donde muchos se equivocan y pasa, como lo que ocurrirá con el regreso de Adolfo, muchos que hoy se creen el futuro de San Luis, el año que viene van a comenzar a ver, políticamente hablando, el poder desde tras las rejas algunos, desde sus hogares otros y, los más vivos, los veremos vendiendo ballenitas  o pidiendo un puestito de ordenanza como lo han pedido ahora (traidores al Adolfo), muchos volverán al plan de inclusión social, si es que siga existiendo luego del 2023…

Seguiremos observando desde la Loma, viendo como los proyectos de rambitos les explotan las granadas en las manos y, afirmando como sosteniendo la postura de esta editorial, en la cual, desde hace tiempo viene señalando que, desde adentro del oficialismo provincial, La Línea visualiza la traición a los Rodriguez Saá, buscan ser los sucesores del poder a toda costa, esto sirvió para perseguir, amedrentar, desprestigiar y demás payasadas propias de los inservibles del poder que piensan que ese es el camino. 

El arte del tiempo cura y acomoda todo...

 

Top