¿CON FRÍO SE ESTUDIA MEJOR?

Con gran pompa se anunció días atrás la construcción de una escuela ultra moderna en el barrio Santa Rita de Casia (las 960, para los mercedinos), pero la noticia fue opacada al instante por la falta de calefacción en tres escuelas: la “Provincia de San Luis”, en la capital, y el Centro Educativo N°20 y la escuela N°18, estas dos últimas en la ex capital del peronismo. Las críticas, burlas, quejas e insultos no se hicieron esperar, teniendo la mayoría al gobernador como objetivo, como viene sucediendo desde hace bastante. O sea… ¿se invierten millones en levantar una mega estructura y se omite realizar a tiempo el mantenimiento de unos calefactores? La prensa nacional se hizo eco de las protestas, pero ni una mención hubo sobre la futura institución.

El Ministerio de Obras públicas cuenta con un departamento destinado al mantenimiento de los colegios; la UPRO se enorgullece de su programa “La UPRO en tu escuela”, que teóricamente cumple la misma labor, y el Ministerio de Educación cuenta con funcionarios que deben monitorear que todo esté óptimo en los establecimientos de la provincia… Entonces… ¿cuál es el problema? ¿Dónde está la falla? ¿Acaso en invierno nada más se vela por el buen desempeño de los ventiladores? O la planificación no existe, o los responsables no comprenden la tarea que se les asignó.

La verdad que parece una seguidilla de inconductas intencionales que solo perjudican a los chicos, a los docentes y, por supuesto, al gobernador, que por su parte planifica, dispone y ejecuta obras, mientras que en el otro extremo del sistema hay quienes parecen ocuparse en embarrar todo.

Top