Anibal Gomez un impecable en medio del lodo gremial

El proceso de normalización de la CGT en Villa Mercedes, nos permite observar el comienzo del final de un sector ¿político, institucional, gremial?, en fin, ya es hasta casi imposible descifrar cual es el objetivo que hoy deben cumplir la familia gremial con todo lo que ha pasado los últimos años.

El Gremialismo de Villa Mercedes, puntualmente, ha quedado al desnudo de sus intenciones, la mayoría de los que tienen imágenes de representatividad han cumplido cargos en el estado tanto en los legislativos como los ejecutivos, la mayoría ostentan cargos de familiares dentro de los ejecutivos, tanto comunales como el gobierno de San Luis.

Ahora bien, el gremialismo tiene una función primera y necesaria, esta es la defensa del trabajador, la puja o el diálogo permanente con la patronal, siempre en defensa de los trabajadores y mas lejos de la patronal. La teoría es que un gremialista jamás puede ser amigo o socio de la patronal.

Teniendo en cuenta este principio por el cual se debe regir un dirigente gremial, hacemos un balance de las conductas y pensamos ¿Quién o cual es el gremialista que nunca ha cumplido ningún cargo, tanto ejecutivo como legislativo y siempre ha dado muestra absoluta por estar en plena defensa de los trabajadores?.

La Línea cree, que por intereses mezquinos, nadie hace este tipo balance, poco y nada se evalúa desde el entendimiento y la comprensión conjunta, de manera reconocer el mal momento que viven los gremialistas donde, el descrédito y desprestigio es moneda corriente y lo que primero necesitan recomponer es todo lo contrario, es decir, recuperar el prestigio y el respeto. Pareciera que no piensan con inteligencia y se ahogan en las ambiciones personales.

En Villa Mercedes, si existe un hombre que ha sostenido todos los valores por el cual forma el SER Gremialista y es, Anibal Gomez, un impecable que cuesta muchísimo encontrar en estos tiempos, solo es cuestión de evaluar conductas, acciones y gestos a través del tiempo y, no hay dudas, que el capitán de la coherencia ha sido y es, Anibal Gomez de ATSA.

La compulsa entre Ponce y Martinelli generó mucho desgaste y descredito como desprestigio, lo que es difícil de entender es que no tengan la voluntad de acordar, los líderes nombrados parecieran que no cuentan con capacidad de grandeza y sentido común, aducen contar con mayorías de gremios, en la cual, una docena de ellos conforman la cantidad de afiliados que cuenta, por ejemplo, el gremio de ATSA, no se entiende como se mide la calidad, preparación, como trayectoria de un dirigente gremial a la hora de representarlos.

Cabe la oportunidad para resaltar y homenajear al Sr. Anibal Gomez, uno de los pocos hombres que, a pesar de tantos golpes negativos al sector, se mantiene como un ejemplo de hombre de familia, excelente profesional de la salud y, principalmente, impecable dirigente gremial que, jamás claudicó en defensa de los trabajadores de la salud y cuenta con una administración destacada, en tiempos de crisis económica, en la cual, con la intensa agenda anual de actividades y sus espectaculares cierres de año en el mega predio de eventos, único en la provincia, ratifican el éxito y permanente crecimiento en servicios y beneficios para todos los trabajadores de la sanidad.

En medio de tanto lodo, desde La Línea resaltamos que hay una luz de conocimiento, capacidad, inteligencia, coherencia e intachable conducta sostenible a través del tiempo a favor de los principios fundamentales que levantan las banderas del gremialimo, al menos, desde este humilde medio, lo hacemos resaltar porque, otros, no son capaces de reconocerlo: ANIBAL GOMEZ, UN SEÑOR DE LA FAMILIA GREMIAL.-

Top