Boxeo y literatura, para cargar las pilas…

La anécdota ocurrió dos días después de las elecciones del 13 de agosto pasado, pero recién pudimos conocerla el sábado, cuando compartiendo un asado de amigos un ex funcionario de Adolfo Rodríguez Saá aceptó contarla bajo estricta reserva de identidad.

Resulta que preocupado por el estado de ánimo del senador, tras la derrota electoral, le envió un whatsapp para saludarlo y preguntarle cómo se sentía.

“Me escribió una respuesta que sinceramente no entendí, pero tampoco me animé a decirle nada. Eran como las 6 de la tarde. El mensaje decía: Al principio, como Cassius Clay”.

“Me quedé en bola. Pensé un montón pero no se me ocurría nada. Un rato después siento una notificación y me entra un whastssap con ese spot que te mostré de la pelea de Clay con Joe Frazzier. Recién ahí comprendí lo que me quería decir. Entonces le mandé un msj agradeciéndole y me respondió con otro que decía: No te des por vencido, ni aun vencido (Almafuerte). Te recomiendo su lectura”.

“La verdad es que es una máquina. Un animal político. Estuve leyendo el poema, es bellísimo y muy motivador”, concluyó este ex funcionario que ya peina canas y se dedica a la actividad privada.

 

Top