Disputas entre piratas por el botín de la UNViMe.

Mientras en Cambiemos continúan presionando a nivel nacional para que les aprueben la suspensión de las elecciones convocadas para el 12 de octubre, en la alianza opositora persisten las peleas internas por espacios de poder.

El nuevo rector, David Rivarola, cumplió con lo acordado en cuanto al reparto de secretarías, pero sólo lo que les marcaron Poggi y Riccardo. Tres secretarías pertenecen al radicalismo (una de ellas la ocupa la esposa del concejal Caco Andreotti, Gabriela Zeballos, en Asuntos Estudiantiles). Dos fueron para Avanzar, representado por Rudy Camera en Extensión y Alberto Lindow en Hacienda. Pero el que se quedó sin nada es el PRO, por lo que sus seguidores están afiebrados de bronca y no se molestan en disimularlo.

Uno de los que más grita es el irascible Federico Velázquez, que supo ganar cierta promoción a partir de sus peleas en el Concejo Deliberante. A quien se le cruza les anuncia que “se viene un kilombazo sino cumplen la palabra”, recordando que cada vez que se juntaban con radicales y poggistas para hablar de la universidad “siempre dijimos que el botín lo repartíamos por tres, no por dos”.

Es tanto el enojo que días atrás incluso viajaron de San Luis enviados de Gabriela Riollo a Villa Mercedes para reunirse con el titular de ANSeS, Federico Fonzar, y Angel Ruiz, para analizar este tema que está trizando las relaciones entre los propios opositores. Para colmo entre los seguidores macristas no se bancan que Rivarola haya designado al polémico abogado Roberto Pagano como asesor jurídico.

“Como que nos sigan mintiendo vamos a sacar varios carpetazos que tenemos de Pagano. Ya Frigerio nos mandó bastante data”, dijo la fuente ligada al PRO.

Por su lado el rector se hace el desentendido y su única preocupación es llamar mañana y tarde a la Secretaría de Políticas Universitarias reclamando una definición en cuanto al proceso electoral. El próximo lunes se abre el plazo para presentar los candidatos y los avales. Sería un escándalo mayúsculo esperar hasta entonces para suspender el llamado a elecciones.

 

Top