Mentira I - Un espejito de color llamado “Nuevas Empresas”

Alrededor de 500 emprendimientos fueron creados durante la gestión Poggi en toda la provincia, con lo cual más de 2.000 jóvenes ilusionados y emprendedores creyeron poder tener sus propias firmas y, además, generar fuentes laborales. Hoy apenas sobreviven algún que otro de esos proyectos, y por el esfuerzo y perseverancia de sus responsables, porque el enorme apoyo prometido a través del costoso aparato de propaganda personal montado a favor del carismático candidato a senador nacional, un día desapareció sin explicación alguna.

La mayoría de esos emprendimientos duró apenas unos meses, generando pérdida tras pérdida para sus titulares, que debían destinar cuanto pesito entraba a pagar el alquiler, la cuota de las máquinas e insumos comprados. Pero claro, el Programa Nuevas Empresas era otro recurso para instalar la figura de Poggi, quien recorrió una y mil veces la provincia derrochando simpatía y prometiendo ilusiones; ilusiones tan frágiles que muy poco soportaron el peso de la verdad.

Locales cerrados, deudas contraídas, cientos de frustrados jóvenes que no pudieron convertirse en empresarios, familias afectadas y enormes desilusiones, ese es el legado de un programa que se presentó como un motor de progreso, pero que no fue más que un espejito de color. No fue una política de Estado que salió mal, sino otra mentira deliberada para fomentar fama, desviar dinero y adoctrinar a quienes de buena fe creyeron y apostaron por un proyecto destinado al enriquecimiento ilícito y a la construcción de poder.

Top