Desorientación y falta de rumbo en la UNViMe. Tremendos paracaidistas.

“La verdad es que están perdidos, no tienen ni idea hacia dónde van, viven metiendo la pata y después se victimizan”, reconoce un docente que pudo dialogar con las nuevas autoridades de la UNViMe y salió espantado por la falta de respuestas.

“Vos les preguntás algo y dudan de todo, te dicen que van a averiguar, que le van a preguntar no sé a quién…. Pero ojo, consulto cosas que supuestamente por su experiencia deberían conocer, porque tiene que ver con cuestiones académicas”, aclara.

En los últimos días pudo apreciarse este errático andar de las nuevas autoridades, incluso la falta de tacto, no ya de cintura política, para tratar con los distintos sectores. Situación que pone en duda incluso la idoneidad para conducir la institución.

A los docentes se los ninguneó poniendo en duda la legalidad de los concursos. Le saltaron a la yugular los dos gremios que representan a los profesores. Con los no docentes pasó lo mismo: se afirmó que su pase a planta no tiene “sustento normativo”, a pesar que lo hicieron por acuerdo paritario y a través de resoluciones rectorales. Los trabajadores están más que molestos y en estado de alerta, porque ven peligrar su estabilidad laboral. Por de pronto, le rescindieron el contrato a dos periodistas de la radio y a una docente con una vasta trayectoria.

Con el Comedor Universitario también le erraron. Como concurren pocos alumnos, denunciaron irregularidades y rescindieron el contrato, en lugar de rever el servicio y abrir uno nuevo en el centro.

La semana pasada se victimizaron porque supuestamente no les permitieron instalar un stand en la Feria del Libro. La realidad es que el nuevo Secretario de Extensión, Rudy Camera, nunca se comunicó con la organización para ratificar ese lugar. Lo esperaron hasta el mismo jueves 7, pero como no se hizo presente ocuparon el stand con otro interesado que estaba en lista de espera.

La última desubicación fue este martes, donde el propio rector –mal asesorado por Camera- salió a denunciar que el Policlínico le había sacado las aulas para el dictado de clases de la UNViMe. Error y apresuramiento. El propio Coordinador de Salud del Departamento Pedernera, el ex rector Roberto Schwartz, aclaró que eso no era cierto, sino que se están haciendo algunos trabajos de refacción.

El funcionario añadió que “por consejo de la asesora legal evitamos el acceso de gente a esa aula hasta que no estén finalizados los trabajos, pero frente a la necesidad de espacio de la UNViMe no hay ningún tipo de inconveniente de que los alumnos continúen utilizando esas dependencias, de hecho hoy vinieron representantes de la fundación de la universidad y del gremio de docentes, incluso también tenían previsto venir algunos sectores que representan a los alumnos, pero he de decir que con las autoridades de la UNViMe no hemos tenido ningún contacto, ni siquiera se comunicaron luego de que enviáramos la nota formal explicando la situación que presentaba el aula en reparación. Reitero, por nuestra parte nunca hubo inconveniente alguno para que los estudiantes sigan tomando clases”.

Es evidente que Rivarola y su gente necesitan una brújula urgente. Mientras otras universidades, como la de San Luis, ya abrió las inscripciones on line a sus carreras, las nuevas autoridades todavía están dormidas, inventando peleas y excusas para justificar su inacción. Triste,  muy triste….

 

 

Top