Hay que ser muy nabo para creer que el Gobierno echaría a cientos de alumnos

A ver, la ecuación es más sencilla que la tabla del uno. ¿Cuál sería el rédito del Gobierno de la Provincia al echar de las aulas a cientos de estudiantes universitarios?

Desde el punto de vista político, una medida así sería lo mismo que echarse en contra a muchísimos jóvenes y a sus familias, una pifiada garrafal como jamás se habría visto.

Desde lo social sería lo más opuesto a la defensa de los derechos humanos, a la libre educación, al crecimiento intelectual y moral y al bien común.

Entonces, ¿existe alguna lógica que fundamente la veracidad de semejante bolazo? Absolutamente ninguna. Pero Cambiemos-Avanzar-Pro armó todo un operativo para hacerle creer a toda la provincia que, con la única meta de hacer sentir incómodo al rector de la UNVIME, el Gobierno de la Provincia echará por la borda el trabajo de más de 30 años con una medida absurda a más no poder. Y lo que llama la atención es que el propio rector, un hombre instruido y que representa directamente al presidente Macri y al diputado nacional Riccardo, se ponga al frente de semejante mentira.

Un aula en reparación fue la causa que evitó su uso hasta que finalicen los arreglos, de eso se agarraron los estrategas para armar confusión, mortificar a los alumnos, preocupar a sus familias, a los docentes y a la comunidad en general.

“Los chicos van a seguir yendo a estudiar a las aulas del Policlínico Regional como siempre”, aseguró el coordinador de Salud en el Departamento Pedernera, Roberto Schwartz, resaltando que “nunca tuvimos problemas con eso, de hecho vinieron de la Fundación, de los gremios docentes y hasta alumnos, muy preocupados, y les explicamos que no hay ningún tipo de problemas”.

Schwartz aclaró que “debido a los trabajos de reparación en un aula, avisamos la semana pasada a la UNVIME que no podría usarse, lo hicimos mediante una nota formal. Nunca nos llamaron, no se comunicó nadie, pero habíamos avisado”.

Apenas llegó esa nota a UNVIME, los estrategas de Cambiemos, Avanzar- Pro vieron la oportunidad de armar un escandalete y así lo hicieron. Miente, miente que algo queda.

Top