El estilo NAZI de la propaganda de Avanzar

Joseph Goebbels, ministro de Propaganda del Régimen Nazi liderado por Adolf Hitler, acuñó una frase muy utilizada por los estrategas políticos que buscan posicionar candidatos sin propuestas. “Miente, miente que algo quedará”. Tal era la premisa del jerarca alemán, que así logró mantener engañada no sólo a los germanos, sino a los países aliados, mientras la maquinaria de terror nazi diseñaba y ejecutaba el holocausto, como paso previo al dominio de Europa.

Goebbels bombardeaba constantemente a la opinión pública con información adulterada, resaltando bondades inexistentes de Hitler y sus políticas, y defenestrando a todo aquel que no comulgara con el dictador del bigotito. Es como la publicidad, tanto se difunde determinado producto que se instala y terminás comprándolo por tendencia. En propaganda, tanta mentira te cuentan que terminás por creerla.

Ese principio es el que aplica de manera permanente Avanzar para seducir a la sociedad. Ejemplos:

  • Proscripción de Avanzar y Cambiemos por San Luis. FALSO. Todo fue un operativo destinado a lograr victimización y quedar como perseguidos políticos. La mentiraza quedó al descubierto cuando Federico Tula Barale, uno de los lugartenientes más importantes de Claudio Poggi lo confesó en un mensaje de audio a un amigo que, al querer reenviarlo a otro correligionario, le pifió al whatsapp y se lo mandó al destinatario equivocado.
  • El Gobierno echó a los alumnos de la UNVIME de las aulas del hospital. FALSO. El Hospital comunicó con antelación que sólo una de las aulas no podría utilizarse durante algunos días porque estaba siendo refaccionada.
  • Persecución atroz. Trasladan a 100 kilómetros a una enfermera por ser candidata de Poggi. FALSO. A Regina “Chona” Funes jamás le llegó decreto, ni circular, ni resolución alguna en la que se le diera otro destino de trabajo. Así y todo, mandó a Salud una carta documento escrita en potencial y hasta presentó una denuncia ante el INADI. Esto último no sólo para sostener la mentira, sino para disfrazar como persecución política a la investigación de la Justicia por sus trapisondas con la justicia en casos de usurpación de campos.
  • El Gobierno humilla y persigue a los trabajadores del Plan de Inclusión. FALSO. Nunca se le obligó a nadie a llenar un formulario ni a firmarlo para decir a quién y votó en las PASO y por qué.
  • Comenzó el operativo Una Tablet por un voto. FALSO. Además de ser imposible manipular la voluntad del electorado, es una falta de respeto subestimar a la ciudadanía. ¡Los sanluiseños no se venden por una tableta ni por nada! Votamos por aquel que nos parezca mejor, sea quien sea, pero no a cambio de una dádiva.
  • Le impiden a la UNVIME tener un stand en la Feria del Libro. FALSO. Las autoridades de la UNVIME nunca se comunicaron para confirmar que estarían, ni solicitar lo que les haría falta. Es más, tampoco respondieron a los llamados de los organizadores de la feria.
  • Los merenderos tienen el objetivo de conseguir votos. FALSO. Al igual que con las tabletas, no se puede manipular el pensamiento de la gente. Otra falta de respeto a la independencia mental de los sanluiseños, además de un ataque directo a una acción destinada a ayudar a los más vulnerables.
  • Persecución y aprietes a los trabajadores del Estado. FALSO. No se ha echado a nadie, no se ha trasladado a nadie, no se le ha bajado el sueldo a nadie, no se le ha recargado el trabajo a nadie.
  • Amenazaron a la secretaria de APTS. No digamos FALSO porque puede que Ana Lía Trifiró puede haber sido intimidada con llamadas telefónicas, algo totalmente repudiable y condenable, pero llama la atención que la denuncia sólo haya sido hecha a los medios, pero no ante la Policía ni ante la Justicia.

En fin, ejemplos sobran, y sobrarán, porque la metralla de la mentira viene cargada.

Top