CONFESIÓN DE CONCIENCIA: ME CUESTA ACEPTAR SER ADVERSARIO DE ADOLFO. LO EXPRESÓ POGGI EN RUEDA DE AMIGOS

En un tremendo acto de sincericidio, Claudio Poggi reconoció, ante sus pares, que le cuesta ser adversario de Adolfo, ante esta expresión, los “LEALES” a Poggi comenzaron a preocuparse por lo que se puede venir. ¿Un café?...

La expresión de Poggi que dejó pasmados a los suyos fue mientras comentaban, a modo de ADMIRACIÓN, la fuerza, la energía y la capacidad de trabajo de ADOLFO que prácticamente ha dado vuelta la elección. Todos los Poggistas, MUDOS, salvo Cecilia Lucero que, como una tarada despechada, pega el grito en el cielo no aceptando lo obvio. Cecilia: ¿Al borde de la locura?...

Muchachos: No festejemos tanto que ya no la tenemos segura como hace dos meses, dijo Poggi, comenzó a patear la cancha ADOLFO y modificó la realidad, NO LO PODEMOS NEGAR aseguró el mismo Poggi ante sus colabordores de confianza, ya no tanto porque se filtró la confesión de conciencia del ex gobernador…

Lo cierto es que, LA MOVIDA DEL PUENTE DON MIRANDA, ha dejado perplejos a propios y extraños, en 48 horas, se puso en movimiento el aparato peronista mercedino y logró movilizar a más de 10.000 peronistas.

El dulce era ADOLFO, la consigna: VAMOS AL PUENTE DON MIRANDA A DARLE LA DERECHA AL ADOLFO, a instancias, que un par de trasnochados amenazaron en las redes sociales hacer una marcha y el peronismo les respondió con 10.000 soldados peronistas… ¿Y DONDE QUEDARON LOS DE LA MARCHITA? jijijiji....

Tremenda prueba de PODER les marcó el ADOLFO, a quienes, con tolerancia, prudencia y vocación democrática se les demuestra que la provocación permanente no va a desestabilizar el PLAN ELECTORAL de un espacio POLITICO que piensa ganar con reglas claras, mientras, del otros lado, no pasa un día sin difamar y demonizar lo que el país y el mundo ve con admiración y ejemplo.

El mismo Claudio Poggi ya se está sacando el sombrero por Adolfo ante los suyos, nace la preocupación de los tremendos chantas que rodea Poggi, el ex Gobernador ha demostrado ser audaz pero NO COME VIDRIO, el mensaje ha sido claro: La bronca encarnizada es con Alberto, y por lo contrario, el mismo Claudio Poggi mostró, EN VOZ ALTA, su permanente respeto y admiración a quien le enseño a caminar en política y a ser lo que lamentablemente se ha transformado a instancias de que su conciencia ya le comienza a zapatear el corazón no pudiendo olvidar su cariño por Adolfo.-

Top