José Giraudo y Luis Piri Macagno, líderes políticos naturales de Alberto Fernandez y Cristina Fernandez en San Luis.

Siguiendo la línea de la editorial anterior, en San Luis, hay dos tribus nacionales claramente definidas desde el punto de vista político, ellos son José Giraudo, nadie puede dudar que es el líder político y natural de Alberto Fernandez, por ende, Giraudo es el cacique de la tribu Fernandez, por otro lado, Luis Piri Macagno, líder político natural y claramente definido de la tribu K en la provincia de San Luis.

Vale la pena prestar atención las conductas que han tenido y tienen estos dos líderes políticos nacionales en la provincia de San Luis, decimos prestar atención porque, notamos, que teniendo semejantes galardones y confianza de poder político nacional, nos damos cuenta que Giraudo y Macagno actúan con absoluta prudencia, respeto, inteligencia y, fundamentalmente, coherencia y verticalidad.

Ante esta realidad, como párrafo aparte, también cabe señalar que, ante los ojos de Alberto Fernandez y Cristina Fernandez respectivamente, por encima de Macagno y Giraudo (político) consideran como indiscutido líder Institucional en la provincia de San Luis al Gobernador Alberto Rodriguez Saá, es decir, los mencionados, en los armados y en el contexto nacional saben perfectamente los roles de cada uno, el acuerdo institucional del Gobernador con Fernandez –Fernandez es una realidad, es un pacto casi de sangre, habrá una relación excelente pero, también cabe destacar que, el Gobernador es peronista y con línea de pensamiento propia, todo lo contrario a lo que tratan de instalar o confundir algunos.

San Luis no es kirchnerista, tampoco de Alberto Fernandez, ambos son sectores respetables que están dentro del peronismo nacional, existe un excelente diálogo pero, no es objetivo de San Luis meter a todos los monos en la misma bolsa, por ello, es lógico y natural separar la paja del trigo a la hora de seguir con al historia de nuestra bendita provincia, se están metiendo por la claraboya del proyecto provincial, ¿Se están metiendo o lo están metiendo?.

Ahora bien, el rol que cumplen Giraudo y Macagno es impecable, ellos son los hombres de la política nacional en San Luis que responden a los inminentes ganadores presidenciales en la Argentina, Macagno y Giraudo dialogan y combinan acciones con el Gobernador sin problema alguno, para abajo, se observa una suerte de hecatombe de identidades por parte de algunos muchachos que no entienden la diferencia, parece, que carecen de identidad porque ya no saben como diferenciarse, es decir, en algunos aspectos son Albertistas de San Luis, otros Kirchneristas, y ahora, aparecen por arte de magia los Albertistas de Buenos Aires.

Por estas circunstancias, en la cual, la política de San Luis no puede perder el hilo de su historia, es decir, no se puede confundir, tratando de perder la memoria, intentando borrar páginas de la historia provincial intentando meter a todos por igual como si fuera una misma bolsa de gatos, es por ello que, las tribus comienzan diferenciarse. Todos están dentro pero, cada uno debe sostener su identidad por el cual fueron integrados.

El contexto que se viene es interesante como diferente teniendo en cuenta años anteriores, habrá un poder nacional muy bien definido que participará fuertemente en la provincia de San Luis por decisión institucional y política del Gobernador de San Luis, es decir, la máxima autoridad conductiva de la provincia que, gracias a él, son parte de la escena política todas las tribus justamente determinadas como tal.

Con la aparición del contexto nacional en San Luis, la provincia contará con tres figuras que conformarán el cuadro de estado de poder en la provincia, hablamos del Poder Nacional, el Poder Provincial y los poderes comunales.

Por debajo de estas tres ramas de poderes que se visualizarán en la provincia de San Luis, se integrarán los elementos más insolentes, insubordinados como desalmados, estamos hablando de las tribus (ver editorial anterior), estos personajes serán los protagonistas de la confusión generalizada en el sociedad sanluiseña, hablamos de políticos que se han quedado en los años 70, señores que generan acciones políticas que vienen realizando desde hace mas de 100 años, politiqueros que no tienen intenciones de cambiar o modificar sus acciones, precisamente, los responsables y protagonistas de la importante decadencia electoral que viene sufriendo el oficialismo provincial desde hace muchos años, el oficialismo sigue ganando pero lo hace por obra de la inteligencia, campañas con sumo esfuerzo aplicando creatividad en materia de estrategia y arquitectura electoral, no se logra ganar las elecciones con un aplastante consenso general, esto no sucede desde hace muchos años, los "dirigentes" no siembran amor, solo refuerzan odios y resentimientos.  Esta realidad no es lógica porque la línea máxima conductiva es impecable, teniendo la mejor provincia de la provincia no puede ocurrir lo que pasa, la culpa esta radicada en la mediocridad, bajeza, y falta de condición por parte de los pastores, llamémosle “dirigentes” del proyecto provincial.

El armado de las tribus que, no lo han definido los protagonistas, todo lo contrario, son pícaros, cada uno, en forma silenciosa fue llevando agua para su molino, desde hace tiempos hablaban de UNIDAD, le decían al mismo Gobernador que estaban todos unidos y, por atrás, armaron sus propios kioscos, sus propias tribus, ahora se van a hacer cargo de lo que armaron, vamos a observar, desde LA LOMA, hasta dónde llegan.

En todo este armado, a todos les importo un bledo sostener la línea provincial, la línea del Gobernador, la identidad provincial, aquí esta la gran confusión, es decir, teniendo en cuenta los tres poderes que se consolidan naturalmente en la provincia de San Luis (Nacional, Provincial y Comunales), la provincia no puede debilitar sus cimientos, en San Luis se impone Alberto Rodriguez Saá como sector propio, único e inviolable, NO PUEDEN MEZCLAR LA HACIENDA, cada uno debe sostener el principio y la identidad por el cual se lo han integrado al proyecto provincial, nadie puede perder el origen, si lo hacen es porque aparecen otros intereses que no concuerdan con los objetivos del gobernador.

EL GOBERNADOR HABLO CLARAMENTE DE LOS HOMBRES Y MUJERES OFICIALISTAS DE SANGRE, ALMA Y CORAZON, LOS DEFINIO COMO GENERALES, ELLOS TIENEN PRIORIDAD Y NO ESTA OCURRIENDO ESTO, TODO LO CONTRARIO, ESTAN METIENDO GENTE POR LA CLARABOYA, PERSONAJES QUE NO DAN GARANTIAS DE SER LEALES AL PROYECTO PROVINCIAL. LOS LIDERES DE LAS TRIBUS, ALGUNOS, ESTAN EQUIVOCANDO EL CAMINO, NO PRIORIZAN LOS CIMIENTOS DEL PROYECTO PROVINCIAL.

En conclusiones, tal como lo han manifestado y se comportan José Giraudo y Luis Piri Macagno lo deberían hacer todos, muchos deberían bajarse del pony y volver a su identidad, se deberían terminar las vivezas de algunos que mezclan la hacienda, de esta manera, la tropa se debe acomodar debidamente para consolidar el equilibrio de poderes, fundamentalmente, políticos e institucionales que muchos, se han y se están pasando de la raya, ayer, solo ayer eran 4 de copa, hoy porque el Gobernador les abrió una ventanita, aparecieron de otras extracciones políticas, ya se creen mas albertistas que el propio Gobernador y esta culpa la tienen los funcionarios, legisladores e intendentes que, por absurdos y actitudes psicópatas pierden la inteligencia al momento de sostener la historia (Alberto Nº 1) que hizo grande a San Luis para pasar a mostrar miserias humanas cargadas de soberbias, egoísmos, resentimientos y odios innecesarios.

El gobernador observa desde LA LOMA las conductas de su “leales”, algunos solo piensan, planifican y se comportan llevando agua solo para su molino, debilitando, en imagen y representatividad el PODER PROVINCIAL, no se equivoquen muchachos, en la nación Fernandez – Fernandez serán Messi pero, en San Luis hay un solo Maradona y todos los que digan que miran San Luis por sus ojos (Alberto y Junior) deberían dejar de tener tantas contradicciones.-

 

 

Top