Cuando el oficialismo se vuelve oposición, y la oposición, en oficialismo en San Luis.

Días de suma intrigas y expectativas en San Luis, sobre todo en el mundo de las comunicaciones dado que la nuevas coyunturas municipales, provincial como nacional descoloca a mas de un centenar de figuras de las comunicaciones que, algunos pueden quedar en banca rota y otros, la mayoría, ruegan por un arreglo económico provincial o nacional.

La Línea no deja de asombrarse como, antes de las elecciones, las diferentes posiciones de personajes, tanto políticos como de las comunicaciones, aseguraban que San Luis era la peor provincia del país, los calificativos que utilizaban en desmedro de la imagen del oficialismo provincial y nacional eran irreproducibles, pasaron las elecciones y todos los que criticaban hasta con violencia, ahora, San Luis es la mejor, algo soportable pero, digno de analizar.

Las intenciones o deseos de, ahora, cerrar algo con el oficialismo provincial o nacional llega hasta el punto de la desesperación para muchos, esta realidad pone en jaque la democracia en San Luis.

El oficialismo provincial ha logrado un resultado electoral impensado e histórico dado que se ha quedado casi con todo, esto es increíble, para festejar pero, no será fácil sostener (solo para entendidos), este exceso de PODER, conlleva también un alto grado de responsabilidad, seriedad, conciencia y prudencia que dudamos, la dirigencia, este a la altura de las circunstancias, lo único que nos permite tener esperanzas de un buen camino es el alto y seguro grado de conducción que tiene el gobernador que, todos saben que, cuando La Leyenda se enoja, no vuela una mosca.

Aún así, el Gobernador no puede estar en todo, en muchos aspectos La Leyenda confía, delega, espera que no le fallen, en este sentido, a la hora de hablar en materia comunicacional, a La Línea le parece exagerado tratar de ganar en materia de medios, lo mismo que se ganó en materia de PODER INSTITUCIONAL.

Es peligroso y audaz pensar en ganar y obtener todo, técnica y estratégicamente es absurdo, si bien, por estas horas, la mayoría de los medios opositores, ruegan, por así decirlo, sumarse al oficialismo provincial, obvio que no lo hacen por convicción, la necesidad económica es imperiosa, en este sentido es lógico, hace sentido pero, a la hora de rendir culto, honor y sostenimiento a la democracia, podemos asegurar que es muy peligroso.

De esta manera, podemos decir que vamos camino a observar un posible enroque que, a La Línea, en los próximos años, la podrían vislumbrar en la vereda del frente del oficialismo provincial, es decir, en honor de sostener y defender la democracia, las editoriales de esta página podrían ser opositoras.

Los que conocen del tema, y saben la definición de las coyunturas políticas, no hay dudas que, la inteligencia, la intelectualidad y experiencia puntana permite haber logrado que, desde 1983 a la fecha, nunca se repitió una estrategia electoral, siempre presentaron diferentes propuestas electorales.

La teoría como la práctica a través de los años han demostrado que los medios, nunca aportaron al triunfo de una elección, es decir, los medios de comunicación como periodistas no definen elecciones, lo único que aportan es a la desestabilización emocional o mental de los candidatos, es decir, alterar la estabilidad emocional de un candidato permite que cometan errores pero, los medios jamás influencian el voto popular.

Con este contexto, solo es cuestión de observar desde La Loma, todos los caminos conducen a cuestiones que, los que ayer fueron opositores, mañana serán oficialistas, y los que fueron activos gestores del San Crispín 1 y San Crispín 2, se verán condenados a defender la democracia, a reafirmar la democracia en nuestra bendita provincia, el periodismo opositor es lo mas SAGRADO QUE PUEDE CONTAR LA DEMOCRACIA, el que piense que puede existir democracia sin oposición esta loco, no esta en sus cabales.

A La Línea no le va a temblar el pulso si la coyuntura que se viene o parece que están armando propone comprar todos los medios y periodistas opositores de ayer, es mas, nada mas sabroso, divertido como estimulante ser opositor, de eso se trata, el periodismo es básicamente opositor.

Queda claro, en San Luis va a existir siempre DEMOCRACIA, si los opositores de ayer, hoy se van al oficialismo provincial y nacional, seguirá existiendo periodismo opositor SIEMPRE, cabe repetir, en honor a defender la democracia en San Luis que esta por encima de todos los ordenes.

Coyunturas, momentos, etapas que permiten ubicar y reubicar la magia y la creatividad que, en pocas provincias del país existe, muchos pensaran que es una locura pero, lo que cuesta reconocer, por muchos, es que esas locuras sostienen desde hace mas de 30 años, en el punto mas alto, a nuestra provincia donde todos sus habitantes gozan la estabilidad económica, el equilibrio institucional y la paz social.

Eso si, a no llorar o arrepentirse, después, haberlo llevado a Thompson a la vereda del frente, que se haga cargo el genio que pretende comprar todo y dejar sin democracia a San Luis, y fundamentalmente, inconsultamente, sin consenso, eso es lo mas doloroso, por un lado enarbolamos la puntanidad, y por otro, permitimos que nos arrodillen, nos humillen, nos saquen autoridad y ningunee gente de afuera.

La Línea siente asombro por la ausencia, silencio y actitud permisiva por parte de respetuosos hombres y mujeres PUNTANAS de las comunicaciones que tienen el talento, la trayectoria, la capacidad y autoridad suficiente para poner algunos temas en su lugar, es llamativo, sobre todo, la ausencia de PRENSA POLITICA, al menos desde el PJ que, debería ser la que sostenga y enarbole la mística que, historicamente, fue y es tan importante, sobre todo, en esta nueva etapa que le toca emprender al Gobernador.

Como vamos, ante tantas ausencias inexplicables, nos permite pensar que, La Línea será sumamente útil para seguir regando el árbol de nuestro acervo e historia puntana, desde la vereda del frente.

Anotar, agendar y archivar.-

 

Top