Los nombres que se perfilan de cara al 2023

Sin lugar a dudas, la pandemia, en San Luis, está haciendo estragos dentro de la raza política.

Un año atípico que ha desacomodado a propios y extraños, todos, absolutamente todos quedaron rodeados por un enemigo que no pueden visualizar, en la cual, están perdiendo en todos los frentes, se muestran aturdidos, desorientados, no saben qué hacer, el oficialismo tiene a su mayor problema encima (ira social) con un casi imposible de controlar, la oposición, solo tiene en su mente como aprovechar la debilidad oficial para ganar espacios de cara al 2023, casi que podríamos decir que no les interesa el 2021 dado que, esta elección se muestra con un panorama amplio, en la cual, la torta, se partiría en varias porciones, es decir, cada sector o expresión política pretenderá la mayor cantidad de legisladores a su favor.

En este sentido, más allá que, en el 2021 se podría dar la oportunidad de muchos riesgos ante figuras que deberían mostrar lo que tienen, por ejemplo, el hijo del Gobernador, podría tener la gran oportunidad de romper con la duda de su poder electoral, de la misma manera, podría darse en otras expresiones políticas, en las cual, la necesidad de proponer nuevas caras y perfiles es necesario. Si se presenta el hijo del Gobernador gana por abuso dado que no habrá polarización como se puede dar en el 2023.

En este sentido, de cara al 2023, el ojo observador, teniendo en cuenta el horizonte que se visualiza rumbo a la nueva normalidad y todo lo que ello implica (leer al respecto), los perfiles que se muestran como viables en la provincia de San Luis no muestran demasiados cambios salvo, el oficialismo provincial, es decir, la mayoría de las expresiones política de San Luis piensan en candidatos tradicionales, ergo, siempre los mismos, en cambio, el oficialismo provincial cuenta con potenciales candidatos tales como: Felipe Tomasevich, es el mejor perfilado porque ante la nueva normalidad llegará ileso, sin desgaste, Sergio Tamayo está realizando un trabajo impecable, inteligente, silencioso, dicen públicamente una cosa y reservadamente pasa otra, Tamayo hace un trabajo territorial como ninguno, Tamayo es un soldado militante silencioso que tiene el territorio electoral más grande de la provincia, Pipi Alí no es para subestimarlo porque sería el candidato con más sentimiento, uno de los pocos, si no es el único que se expresa ante la gente y conecta, el pastor Alí abre el corazón, se muestra de igual a igual con la gente, algunos hablan de la Senadora Nacional pero, La Línea considera que es demasiado glamour para un pueblo peronista, no es bueno encerrarse en un círculo elitista, cerrado, tal como esta pasando dentro del gabinete de gobierno, menos bueno es, pensar que todo será fácil dejando afuera, tanta gente valiosa y de suma experiencia de militante en nombre de los jóvenes, mucho cuidado con eso, tanto el Gobernador como el propio Junior esta recibiendo mensajes dudosos, confusos, hasta mentirosos que solo sirven para satisfacer la miseria humana de los mensajeros. La Línea solo se limitará a observar y esperar los resultados de las elecciones del año que viene y, a partir de allí, no habrá filtros y contemplación alguna, va a caer quien tenga que caer siempre pensando en el bienestar general de todos los puntanos, lo pueden tomar como quieran, no hay problema, hay mucha mugre dando vuelta y los que deberían limpiar tanta mierda no hacen nada, se hacen los pelotudos.

Villa Mercedes y el resto de la provincia no tienen o cuentan con algún candidato válido de cara al 2023, quedan, desde luego, Intendentes desactivados debido a la pandemia, el virus jubila a muchos, puntualmente, Villa Mercedes, lisa y llanamente, el clima de odio, resentimiento y venganza que han creado los responsables políticos de Pedernera hacen que, en el 2023 no tengan chances alguna, ni desde adentro, menos desde afuera.

Cabe un párrafo aparte la posibilidad de que el hijo del Gobernador suceda a su padre, en este sentido, La Línea insiste en lo importante que significa que, este joven se presente en el 2021 y muestre lo que tiene, este sería el pasaporte indiscutido al 2023, esta hipótesis es debido a que, el hijo del gobernador carece de antecedentes suficientes, es de pocas palabras, perfil bajo, ante estas cualidades, que son oportunas en una época de políticos cholulos y egocéntricos,  la antesala del 2023 sería el 2021 y con resultados que lo señalen como el indiscutido de la transición. Solo esperemos que sea lo suficientemente inteligente en no absorber el odio y la maldad que tiene a su alrededor.

Cacace, Poggi, Ceballos, Abdala, Hissa, Lucero Guillet,  ¿Quién más en nombre de la oposición?, ¿Cuál es el nuevo?, finalmente Adolfo y su partido ¿Quién o quienes tienen a parte de él mismo?, lo que nadie puede subestimar o dejar de lado es a este espacio porque será el as que tienen todos, a la hora de ganar, sobrados, en el 2023. El 2023 depende mucho de Adolfo, podría ser la bala de oro, bueeee!!!, si no se deja llevar tanto por su señora, no consulte tanto y pida permiso para todo jejeje...

Algunos ya aseguran las siglas: Poggi Gobernador, Adolfo al Poder, si este binomio se concreta pondrían en jaque al oficialismo provincial, el tema es que, Adolfo tiene bajo su amparo toda la dirigencia peronista que, el Gobierno ha cepillado en nombre de los jóvenes, es mucha y muy complicada como batalladora por no decir peligrosa a la hora de enfrentar a los jóvenes, el mas odiado por toda la dirigencia peronista de la provincia de San Luis (adolfista y no tanto) es el Vice Gobernador y lo dicen a boca de jarro, aducen que no pueden entender de donde saca tanta maldad este hombre del riñón del Gobernador y, ahora, de su hijo pero, algo debieron darse cuenta porque ¿Dónde estuvo el mencionado en el armado del futuro PJ de San Luis?, para analizarlo, confiar y calmar a los miles de enojados como perjudicados.

La Línea no cree que ese binomio (Adolfo-Poggi) se concrete dado que, en el medio esta la coalición Cambiemos y Avanzar, Poggi difícilmente dejará a los radicales por Adolfo, otra variable sería, ¿Los radicales se unirían con Adolfo?, difícil ¿Verdad?...

De acuerdo a lo que se visualice de cara al 2023, la hipótesis de La Línea y, anoten, es la siguiente: Si el hijo del Gobernador no se perfila saludablemente para ser el candidato, al Gobernador no le temblará el pulso anunciar que su candidato será su hermano Adolfo, es la manera mas inteligente y certera de que la familia sostenga el poder y, que hablar si llega Adolfo al poder, ¿Saben a dónde van a ir a parar?, quién suscribe incluido jijijijij…

Más allá de todas las posibilidades planteadas, otra afirmación que puede dar La Línea es que todos tienen posibilidades de llegar al PODER Gubernamental en el 2023, todo se resume a las formas que defina cada uno a la hora de conectar con la gente, con el voto, Trump era perdedor nato y ganó utilizando la ciencia que permite ganar elecciones, técnica que ha logrado que los últimos 15 presidentes en el mundo hayan ganado con ella.

Hoy en día ya no solo es cuestión de decir, soy radical, soy peronista, hablar de Perón, de Evita o de Balbín, a la gente ya les importa un bledo lo doctrinario, el arte de la política se ha perfeccionado y actualizado, la mayoría, hoy en día, en la provincia de San Luis, se comporta con la herencia emocional setentista, una cultura muy fuerte que ha clavado a tuétano generación tras generación desde hace más de 50 años, los tiempos y las formas cambiaron, es cuestión de darse cuenta y aprender, estudiar, informarse y entender como comprender que ganar elecciones, hoy en día, no es para ocurrentes y audaces, el voto no es una decisión, es un gusto y, para que la gente vote a alguien se debe ganar los corazones de todos partiendo de la base ineludible que, el voto, siempre es EMOCIONAL…

 

 

Top