Para destacar: ATSA consolida su imagen y trayectoria en San Luis.

La Línea es una continua OBSERVADORA de todo lo que acontece en la provincia de San Luis, fundamentalmente en estos tiempos, en la cual, un fenómeno denominado pandemia genera contundentes cambios en las formas, en la cual todos, paulatinamente, están tomando conciencia que una NUEVA NORMALIDAD está en camino y cambiará la vida de todos.

A nivel nacional, la imagen del GREMIALISMO tiene sus cuestionamientos, de la misma manera la raza política está viviendo una instancia difícil, en la cual, la sociedad se muestra intolerante, muy crítica y al borde del hartazgo.

Los últimos días, la provincia de San Luis, fue espectadora de una situación lamentable que se produjo, a través de una persona que, aparentemente, estuvo 28 años al servicio de la institución y, de pronto, arma una fanpage (Facebook) con el único objetivo de denostar la institución ATSA y sus integrantes, principalmente, la figura de Anibal Gomez, lo cierto es que, el personaje en cuestión, cual haya sido sus intenciones, no es el motivo de la presente nota, protagonizó una suerte de escándalo generando denuncias que rosaban lo absurdo, al menos, ante tantos años que la provincia convive con ATSA y Anibal Gomez y nunca existió un antecedente de semejantes características.

Seguramente la justicia tendrá la última palabra sobre el escándalo que se generó en contra de ATSA, La Línea ha tratado de hablar con alguien de la institución pero, el hermetismo sería la decisión, seguramente, dejando que los resortes de la justicia terminen determinando el saldo de las intenciones del denunciante.

Ahora bien, ¿Qué deja como saldo lo que ocurrió con ATSA y el propio Anibal Gomez?, este es el motivo y análisis, principal, de la presente, dado que La Línea se dedica a la observación y estudio de las reacciones EMOCIONALES de la sociedad y, cabe resaltar, lo que ocurrió en San Luis con el caso ATSA dado que es muy interesante y poco y nada se ha tenido en cuenta.

Los que observamos diariamente el termómetro emocional de la provincia de San Luis, cabe señalar, el modo diferente de sondear preferencias, en la cual, hoy en día se cuenta con la mayor certeza a la hora de auditar tendencias e imágenes de las personas, al respecto,  pudimos observar, con claridad que, la imagen y trayectoria de ATSA y puntualmente, Anibal Gomez es impecable, quizás, se transformaría en un caso atípico o inusual nacional porque, hoy en día, toda denuncia que se genera en redes sociales, es casi como un reflejo inmediato y masivo, la reacción NEGATIVA de la gente en desmedro de los denunciados, no fue así con ATSA y Anibal Gomez, lo que pudo ser una suerte de picadora de carne ante la imagen de ATSA y Anibal Gomez se OBSERVO todo lo contrario.

La Línea siguió y observó atentamente la reacción de la gente ante las denuncias efectuadas, lo cierto es que, las intenciones del denunciante no tuvo los resultados esperados dado que, todo quedo en la mera impronta del propio denunciante cuando, en la mayoría de los casos que se publican escándalos, la reacción de la gente es imparable, incontrolable,  comparten, viralizan y potencian la situación aprovechando la intencionalidad de terceros y, siempre, se utiliza para desacreditar, menoscabar y escrachar a instituciones y personas.

El poder de la OBSERVACION en redes sociales, nos permite como efecto de las realidades que ocurren, en la cual, la opinión masiva de la gente, es imposible de controlar, de allí se logra el real concepto que cuenta la gente de los involucrados, en este caso, ATSA y Anibal Gomez fueron protagonistas de un intento de escrache y la SOCIEDAD EN RED o SOCIEDAD HIPERCONECTADA le dijo que no al denunciante, es decir, es clara la tendencia de que la institución en cuestión y Anibal Gomez gozan de un importante nivel de respeto, imagen y prestigio, esto es de manual porque, si la sociedad sanluiseña, tuviera realmente cuentas pendientes con ATSA y Anibal Gomez el escándalo hubiera pasado a mayores.

Sin lugar a dudas, por estas horas, tanto la institución como Anibal Gomez deben estar muy contentos por el cariño y reconocimiento que le ha dado la provincia, en la cual, ni el Diario oficial se hizo eco, la inmensa mayoría de los medios de comunicación, la misma sociedad fue OBSERVADORA pero, no se involucró, no fue parte.

Quizás este tipo de mediciones o evaluaciones no se toman en cuenta pero, forman parte de las nuevas formas que existen en el mundo a la hora de sondear imágenes y perfiles de instituciones y personalidades.

Lo que ocurrió con ATSA y Anibal Gomez se puede considerar como un hecho que no debe ocurrir en otras partes del país, en la cual, lisa y llanamente, trataron de manchar la imagen de una institución (gremio) y la persona de Anibal Gomez y la sociedad sanluiseña, en pleno, no lo avalo, no lo acepto y no le dio lugar.

 

 

Top